5 tendencias en la fabricación este 2021 - Prototicad 3D / Prototipos Digitales

5 tendencias en la fabricación este 2021

 

Antes de que la pandemia echara abajo sus planes y objetivos, los fabricantes trataban de mantener la rentabilidad mientras adoptaban, o planeaban adoptar, las iniciativas de digitalización de la Industria 4.0. En 2021, el sector manufacturero sigue afrontando perturbaciones en el terreno económico y cambios en el comportamiento de los consumidores y en los patrones de comercio globales.

Estas son cinco tendencias actuales que continuan definiendo el futuro próximo, con algunas reflexiones sobre cómo puede responder el sector.

1. Mayor demanda de productos personalizados

Es posible que la personalización en masa no sea un concepto nuevo, pero la demanda de productos personalizados está aumentando. En las categorías de productos saturadas, cada vez es más difícil destacar solo a través de ciertos rasgos distintivos. Este año, los fabricantes encontraron formas de responder a un mercado aún más ávido de personalización a gran escala. Y lo hicieron sin perder de vista la rentabilidad, a pesar del aumento en los gastos que conlleva la producción a medida. Mientras tanto, los equipos de diseño y fabricación evitaron verse abrumados por sistemas de desarrollo de productos sobrecargados de solicitudes de personalización, que pueden provocar embotellamientos y dar al traste con la innovación. Afortunadamente, a medida que la demanda cobre forma, habrá oportunidades de revisar tanto los precios como los procesos y requisitos. Después de todo, los estudios demuestran que los consumidores están dispuestos a pagar, de media, un 20 % más por los productos personalizados y a esperar más tiempo para recibirlos.

2. Auge de los productos inteligentes

Los consumidores están desarrollando rápidamente nuevas formas de comportamiento, y sus expectativas crecen a un ritmo más rápido que el que la fabricación puede seguir. De los 30 000 nuevos productos que salen al mercado cada año, un 72 % no alcanza los objetivos de rentabilidad.

En 2021, las empresas de fabricación inteligente no se centraron tan solo en conceptos como los megadatos y el IoT, sino también en interpretar mejor los datos que ya tienen. Así, utilizaron esos datos para crear productos más inteligentes y para ofrecer un mayor número de servicios y ventajas, lo que, a su vez, les permitirá conocer cómo evolucionan las preferencias y el comportamiento de los consumidores. En vez de en productos, los fabricantes deberían pensar en ecosistemas enteros, añadiendo aplicaciones, funcionalidades de software o nuevos modelos de suscripción que les aporten ingresos (y datos) periódicamente.

3. Uso de los datos para orientar la automatización

La automatización de tareas repetitivas ya está bien establecida en países con costos altos, especialmente en industrias, como la automotriz, que fabrican productos estándar o en serie.


Aplicar nuevos niveles de automatización, traspasando la planta de producción, también aportará valor y será un factor clave para el logro de nuevas eficiencias. Por ejemplo, un uso más intenso del diseño generativo contribuirá a automatizar la resolución de problemas y permitirá que ingenieros y diseñadores se centren en otras tareas de valor añadido.

4. Mayor adaptabilidad de la cadena logística

Cuando la pandemia alteró las relaciones con los proveedores, se suponía instintivamente que el abastecimiento, con el tiempo, volvería a la normalidad, lo cual ha resultado ser falso. Incluso cuando los proveedores locales tienen los productos que los fabricantes necesitan y la capacidad para aceptar nuevos pedidos, restricciones como los confinamientos pueden impedir a las personas acceder a sus centros de trabajo e impedir el paso de los materiales.

Las empresas pueden invertir en una mayor conectividad digital con proveedores estratégicos para fortalecer la colaboración. También pueden tomar medidas para reducir el riesgo de inactividad operativa buscando proveedores de reserva para los materiales, servicios o componentes vitales. Invertir en una serie de competencias digitales para fomentar un mayor intercambio de información cobrará una nueva importancia. Los fabricantes podrían considerar la posibilidad de ofrecer capacitación a proveedores estratégicos clave para ayudarles a adaptarse a las nuevas herramientas de comunicación y colaboración.

5. Convergencia de la fabricación con la construcción y el diseño

¿Son los edificios simplemente productos de gran tamaño? El sector de la construcción parece pensar así y está tomando mucho prestado del campo de la fabricación, adoptando herramientas, procesos y formas de trabajar para reducir los costos y las ineficiencias. Eso ha llevado a una mayor colaboración intersectorial en algunas áreas, como los datos, y está afectando también a la forma en que se ejecutan los proyectos de construcción. La construcción industrializada ha llevado a una mayor prefabricación de componentes de construcción para su posterior ensamblaje in situ, un guiño claro a los procesos de fabricación.

Para los fabricantes, una mayor convergencia podría traducirse en cadenas logísticas más sólidas. La construcción está aportando también mayor agilidad al sector, al crear fábricas modulares que se pueden reestructurar y reconfigurar rápidamente para generar lotes más pequeños de productos de alto valor.


2021: Año de la transformación digital para el sector de la fabricación

Este año los fabricantes se dieron cuenta de que la transformación digital no se limita a las aplicaciones de producción, como los robots, sino que es aplicable a todo el ciclo empresarial: desde el concepto, el diseño, la ingeniería, la producción y la experiencia del cliente hasta la gestión y las operaciones. Con su enorme potencial para reducir el desperdicio de materiales, posibilitar una colaboración remota fluida y fomentar otros tipos de eficiencia, la transformación digital es clave en el camino hacia la transformación sostenible de la industria.

Este año, los fabricantes necesitaron una estrategia digital capaz de superar los desafíos que plantean la globalización, la personalización, la resiliencia y la complejidad, así como de eliminar toda posible incertidumbre en el desarrollo de los productos.

0 comentarios :

Publicar un comentario